Chicas

Los solteros ya no se quedan vistiendo santos

Cada vez hay – 24476

En la sociedad preindustrial no era necesario salir a ligar porque, en muchos casos, los matrimonios eran concertados por los padres. Filtraron los resultados para incluir solo a las personas que se encontraban en esa situación, pero que querían buscar a alguien. No esforzarse o desinteresarse sobre una relación a largo plazo fueron los primeros en la lista, junto con la f alta de habilidades para flirtear y ser demasiado tímido. Otros sentían que eran demasiado quisquillososno veían la oportunidad de conocer mujeres disponibles o tenían diferentes prioridades.

Qué tipos de servicios valoran

Regístrate o inicia sesión para seguir tus temas favoritos. Formar pareja ya denial supone un mandato de durabilidad a largo plazo. Pero esa primera confusión no las vi. Durante el excedente de mi estadía sí pude admirar grupos de amigas —dos o tres jóvenes juntas—, casi siempre durante el día. Hacían compras; comían; caminaban alegremente por las calles. Ahora, eso denial les interesa a los jóvenes. Entreambos retratan a personajes que llevan avante sus vidas sin desasosiego pero, todavía, sin nada que los ancle a la existencia.

Descubre noticias para ti

Lema Comentarios. Marquistas, impulsivos y con máximo poder de compra. Hay un análisis, realizado por la consultora Mindshare, que ayuda a construir el perfil de la soltería argentina. Y se armó este perfil: -El estado civil soltero en mayores de 20 años es una tendencia en alza en el país.

La elección de los espacios

Lo que la razón no consigue, decía Séneca, lo alcanza a menudo el tiempo. Y con ellos las percepciones sociales del mundo, entre ellas, el concepto en las relaciones de galán y de la propia soltería. En la actualidad, no tener pareja se asocia a atributos como libertad o autonomía. Esto es, una nueva abstracción sobre el disfrute individual y sobre la no aceptación de los convencionalismos sociales, explica Juan Carlos Jiménez, enseñante de Sociología de la Universidad CEU San Pablo. Es sobre todo, un cambio de valores: disfrute individual fachada a lo que la sociedad supuestamente demandaba. Era el momento en el que podías salir de casa y empezar a vivir tu propia biografía, en pareja sí, pero sin la atenta mirada y control de los padres. Aunque la diferencia entre entreambos era mínima. Por otro lado, una investigación reciente, publicada este mismo añada por IPSOS y realizada en 15 países, entre ellos España, concluía que, en el caso de los españoles, no se necesita una pareja para ser feliz. Probablemente, sostiene Antonio Hernando, director de Marketing de IPSOS España, la crisis económica actual haya tenido que ver y mucho en levante cambio de valores en nuestra academia.