Chicas

Al servicio de una Drag Queen

Conocer mujeres serian

Temí lo peor ,casi me rompe el cuello ,aquella fiera sexual estaba disfrutando como una yegua salvaje y yo allí en su interior casi ahogado mientras lamía su depilado y caliente culo. Sandra sabía bien lo que me gustabaseguro que ella sabía manejar a los hombres en la cama ,conocía por experiencia lo que los hombres estaban dispuestos a hacer por una mujer Drag Queen como ella. Comenzó a pintarme los labios como a una prostituta ,rojos y gruesosme hizo mirar al espejo mientras me maquillaba y cuando terminó la ceremonia me colocó sobre la alfombra de la habitación en posición de caballito. Confieso que estaba asustadohabría querido salir corriendo de allí pero la atracción dominante de aquella Drag Queen me tenía controlado y sumiso, estaba dispuesto a ser su esclavo sexual. Entonces Sandra empujo con fuerza y me introdujo todo su pene de un golpe, pensé morir de dolor me había reventado mi interior aquellos 25 cm de carne dura y su glande metalizado me tenían ensartado como un conejo.

Top-Rated Articles

Lo que sucedió fué un hecho de la vida real, y aconteció hace aproximadamente un mes, en nuestras asueto. Tomé sus brazos e intenté levantarla hacia mí, pero me detuve en seguida. La madera estaba muy alambrada de la piel, y se rasguñaría toda, si continuaba el movimiento -Creo que necesitamos ayuda- Le dije. Y al tiempo que decía eso, iba pasando la yema de los dedos por los muslos de mi esposa, como señalando los daños. Eran unos chicos entre sus 22 y 24 años de edad, yo podía admirar la escena por una rendijilla entre las tablas, pero ellos no se percataban de que yo podía admirar. El otro joven se incorporó a la inspección, tal vez animado de que no hubo reacción de parte de Karla, quien cerró los luceros por instantes y se mantuvo tranquila. Los chicos poco a poco fueron pasando las caricias a la parte interna de los muslos y a la parte inferior de las asentaderas. Yo observaba la escena con atención, de veras se estaban esmerando en la revisión de daños, cuando vi la cara de mi esposa y me quedé de una pieza. Yo estaba ya pasando de preocupado a indignado de ver que ella denial les estaba poniendo resistencia a sus cada vez mas atrevidas caricias, y no contenta con ello me despacha lejos!

Relato erótico acerca de travestis fantasias de transexuales y chicas trans enviado por

Soy heterosexual y la mayoria son relatos de travestis y de hombres penetrados cosa que no me generan abundante interes. Por eso les voy a contar una experiencia con una trans que me paso y son los tipos de relatos que me gustaria leer obviamente es una cuestion de gustos. Una noche pasaba por un lugar conocido de prostitutas y travestis. Habia tomado un poco y estaba caliente, al no encontrar nada me dispuse a ir a mi apartamento y veo una cuadra mas avante una rubia con un pantalon lechoso de espaldas y con una goma preciosa y atras de ella una Viejo que le pregunto cuanto y llegue a escuchar El viejo la miro y se dio la dorso. Ella tambien se dio la dorso y sigio su camino rapidamente vi esa hermosa cola y me fui casi corriendo atras de ella. La alcance la salude se dio la vuelta y me di cuenta de que era una travesti linda ya con facciones, pero no me importo por que vi su hermosa goma ya eso me ponia el nabo erecto de solo pensar en penetrarla. Le pregunte cuanto y me miro de arriba abajo y me dijo

Más relatos eróticos de travestis

Levante hombre descrubrira que la ardiente madura es todo un volcan en arrebato. La abuela de mi esposa. Todo empezó hace once meses, cuando la abuela de mi esposa una anciana mujer de 74 años nos alcohol a visitar durante las vacaciones de Navidad. Mi esposa la hospedo en el dormitorio mediano el que se encuentra junto a nuestra habitación. Estaba usando una bata sobre su pijama. Ella se sirvió una taza de café y se sentó junto a mí en la mesa del desayunador, charlamos durante algunos minutos sobre el clima y otras cosas sin importancia. Ella me dijo que aprovecharía para vestirse.