Chicas

Las ‘apps’ más útiles para las diferentes etapas de una relación

Actividades para conocer – 55776

Chloe chloecomprando Cambiamos de trabajo y nos mudamos a una nueva ciudad, nos separamos de nuestra pareja tras muchos años, nuestras amigas empiezan a casarse, tener hijos y desaparecer del mapa Las opciones son muy variadas, y los perfiles y edades también. En la quedada se suele especificar el plan para ese día: lugar del evento, hora de quedada, qué se va a hacer, etc. Se trata de encontrar un grupo con el que estés a gusto y coincidas en aficiones. Hay quedadas de manera periódica así que terminas conociendo y cogiendo confianza con los que te ves habitualmente. Lo mejor: En Meet Up encuentras a gente muy variada. A veces nos cerramos en grupos de nuestra misma edad o de nuestra misma profesión y conocer gente de fuera de ese círculo puede ser muy enriquecedor.

Accessibility links

Largas y profundas misivas, escritas a baza y enviadas por correo —que podían tardar meses- son testimonio de amores pasionales, memorables y por supuesto, tormentosos entre quienes no estaban físicamente en el mismo lugar. Sea entre quienes tienen una relación a distancia o entre quienes simplemente necesitan herramientas para organizar su día a día, en el que cada miembro de la pareja tiene un sinfín de obligaciones y planes. Wunderlist Derechos de artífice de la imagen wunderlist. Couple Feed redes sociales para todo: de amistades, de relaciones de trabajo, padres de familia y por supuesto, también existen las diseñadas para el amor. Una de ellas es Couple. Con un millón de usuarios, Couple es una red social en la que únicamente se puede aceptar a una persona: a tu pareja. Derechos de artífice de la imagen couple.

Couchsurfing

Ésa es una capacidad muy adaptativa que nos permite amoldarnos al medio, ya también nos trae repercusiones negativas: aquello que antes tanto nos gustaba ya no nos hace disfrutar de la misma manera. Es por eso que las personas necesitamos permanentemente nuevos estímulos: es la novedad es lo que nos hace sentirnos vivos. Por presunto, sin olvidar las diferencias interpersonales, que se notan de forma muy evidente: algunas personas son auténticos buscadores de sensaciones y experiencias, mientras que otras prefieren la estabilidad que les aportan sus rutinas. Nuestro cerebro, infraestimulado, se va acostumbrando a funcionar así: bajo mínimos, en una zona de beatitud muy limitada, sin aprovechar todo el potencial que puede ofrecer. Esto es algo que también ocurre con la pareja en el terreno amoroso. Tras el eufórico enamoramiento viene el genuino amor, pero, en muchas ocasiones, parece que se queda estancado y deja de evolucionar. Esta situación termina por desgastar a ambos miembros de la pareja, sumiéndoles en la costumbre, el aburrimiento y la monotonía. Y esa actividad y dinamismo es un adiestramiento de todos los días. Sin bloqueo, la creatividad no es algo complexion extraordinario como a veces pensamos.