Chicas

DROGAS BRUJERÍA Y SEXO: CRÓNICAS TINDEREANAS

Tinder para conocer chicas – 47018

Lo confieso: yo no he entrado, por mis prejuicios. La idea de tener que promocionarme e iniciar una típica conversación de ligue con un extraño me aburre. No juzgo, cada quien sus limitantes y optativas para romancear o encontrar candidatos para una noche agradable de sexo, alcohol y charla. En la guerra cualquier hoyo es trinchera, me dijeron hace poco. En los primeros lugares estuvo Facebook y Uber.

Marta Molina

Es el mensaje que recibió Andrea por WhatsApp tras negarse varias veces a quedar con un chico que había conocido por Tinder. Fin de la conversación. Es posible bloquear a un usuario por WhatsApp, pero este podría, al tener nuestro móvil, contactarnos por otras vías. Entre estos destacan los que ofrecen sexo de buenas a primeras y quienes se molestan si no se responde, hasta el punto de insistir con malas maneras.

El amor después de Tinder: ¿Destiñen los príncipes azules?

Ese amor efímero, urgente, apasionado y interino que se guarda en Internet y que ha hecho del quererse, amarse, acompañarse, sentirse y follarse, entre otras fórmulas, un negocio que mueve millones. La Red lo pone en batea. Cambia el ritmo, cambian los códigos. Y, si no te mueves lo suficiente, no sales en la foto. El negocio del amor no acaba de tocar techo. Las estimaciones calculan que 49 millones de internautas europeos visitan webs de citas cada mes.